Según la prensa española, el brasileño acordó de palabra su regreso al equipo azulgrana rebajando su sueldo y retirando una demanda.

El deseo de Neymar de regresar al Camp Nou se hizo realidad. El brasileño aceptó las condiciones ofrecidas por el presidente del Barcelona Josep Maria Bartomeu.

Según publicó este martes el diario Sport, el futbolista no puso condiciones a su fichaje porque entiende que el Barça ya hace suficiente esfuerzo pagando su elevado traspaso, aún por definir.