El brasileño del equipo catalán contó detalles sobre su vínculo con Messi.

Una temporada de sequía para un equipo acostumbrado a celebrar seguido hace ruido. Por eso durante las últimas semanas los cuestionamientos a Barcelona y, sobre todo, a Gerardo Martino y Lionel Messi se hicieron moneda corriente en Cataluña. Neymar, un hombre que llegó al club hace menos de un año y que debió acostumbrarse rápido al ruido, salió al cruce de las críticas al capitán del seleccionado argentino y aseguró que algunas de ellas son falsas.

“Él es un tipo muy relajado, una estrella que admiro mucho y estoy comprobando que algunas cosas que se dicen de él no son ciertas. Una vez que conoces a la persona cambias la opinión”, afirmó el brasileño, durante una entrevista emitida por la cadena CNN.

El exjugador de Santos destacó la relación que ha construido con el crack argentino en estos meses, pese a los prejuicios sobre un posible choque de egos entre ellos. “Nosotros no hemos podido jugar juntos todos los partido, pero creo que el vínculo que hemos estado creando es maravilloso. Algunas personas decían que no íbamos a llevarnos bien, pero se equivocaban”, sostuvo.

Neymar, quien se está recuperando de un edema en el pie izquierdo, consecuencia de un golpe sufrido en la final de la Copa del Rey ante Real Madrid, se mostró optimista en cuanto a sus posibilidades de llegar en óptimas condiciones al Mundial que se jugará en Brasil. “Estaré listo pronto, no hay problema con mi lesión. El problema es que ahora no puedo ayudar a mis compañeros de Barcelona. Espero llegar a la Copa del Mundo en un gran nivel y ayudar a mi selección a ganarla”, se ilusionó.