Foto: web.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunció este domingo la derogación de una polémica reforma al Seguro Social que detonó una ola de protestas hace cinco días en el país que dejó al menos diez muertos y decenas de heridos.

La reforma que revocó fue dictada el pasado 16 de abril por el consejo directivo del Instituto de Seguridad Social (INSS) y preveía un aumento de las cuotas de trabajadores y patronales hasta en 22,5 por ciento y gravamen del 5 por ciento para las pensiones de los jubilados.

Las protestas iniciaron el martes pasado en una universidad de Managua en contra de la reforma. Con la derogación de la polémica medida, el mandatario nicaragüense busca “establecer un diálogo que lleve al restablecimiento de la paz la estabilidad y la seguridad en nuestro país”.