El camarero halló un cheque por ese monto en la mesa en la que había estado una mujer, a quien pudo encontrar gracias a la difusión del hecho en los medios.

El gesto de Armando Markaj generó conmoción en Nueva York. Devolvió un cheque de casi US$424 mil a una jubilada que ni siquiera le había dejado propina.

El hombre es mozo en un restaurante de la Gran Manzana y encontró un sobre mientras limpiaba la mesa en la que había estado la clienta. Markaj salió inmediatamente a buscarla, pero no la pudo encontrar.

Cuando abrió el sobre, el camarero se dio cuenta del valioso contenido, por lo que llamó a los medios para pedir ayuda. La clienta se enteró por esa vía de la información y volvió a buscar el cheque perdido. Según trascendió, el dinero provenía de la venta de un departamento.