Nuevamente se registraron incidentes entre el municipio y los vendedores ambulantes en el paseo del padre. Esta vez el viernes por la noche, inspectores municipales en colaboración con la policía y su grupo táctico intentaron sin éxito la requisa de mercadería ilegal a un grupo de vendedores del paseo. Al parecer, se trataría de los mismos sujetos que agredieron hace unas semanas a una inspectora municipal.
Leandro Lucero director de Transito y Via Publica de la municipalidad, relato a los medios como se dieron los hechos: “El viernes personal de inspectores municipales intentó realizar un procedimiento con vendedores ambulantes que estaban procediendo a la venta de elementos sin el permiso correspondiente”.
“Lo manteros, de forma muy agresiva, no dejaron llevar a cabo el procedimiento es por eso que se solicitó la presencia del policial de la jurisdicción”.
“Al haber escasez de personal policial se accedió a un grupo táctico (…) una vez que se hizo presente el grupo se intentó continuar con el procedimiento. Los vendedores siguieron haciendo caso omiso del personal policial y del personal de inspectores. En un momento se entablaron en lucha con el personal policial poniendo siempre por delante a menores de edad y a dos mujeres que se encontraban en el lugar”.
“En el momento del forcejeo, otra persona de identidad desconocida en medio de todo el tumulto, procedió a retirar los elementos y darse a la fuga” finalizó el relato el director Lucero.
Se trataría de dos vendedores ambulantes, uno de ellos dedicado a la venta de CDs y películas y otro que vende ollas y sartenes.
Respecto a qué medidas va llevar a cabo el municipio Lucero afirmó “La idea es seguir trabajando, tratando de concientizar a los vendedores de que lo que están haciendo es irregular y continuar con los controles que venimos realizando periódicamente; y en este caso seguir molestando a la policía, solicitándole la colaboración porque ya está visto que estas personas no van a desistir en su accionar”. Por otro lado, no descarto la posibilidad de revocarles el permiso de venta.
Además Lucero consultado respecto a si la municipalidad habría actuado apresuradamente y sin planificación a la hora de reubicar a los manteros (ya es el tercer incidente que ocurre) fue contundente “Es un caso puntual con un pequeño grupo de personas que son los mismos que siempre ocasionan este tipo de problemas. Se trató de darles la solución, se les brindo un puesto para que estuvieran legalmente con la venta de material legal pero se ve que no les interesa trabajar correctamente”.
Por último el director aseguró que se está trabajando para la relocalización de los manteros que trabajan en las veredas de la calle San Martin, quienes luego de la negativa de los vecinos de instalarse en el bulevar de calle Las Heras (Entre San Martin y Chacabuco), aun no tienen lugar para vender su mercadería. Así, la solución total para los vendedores ambulantes es todavía una incógnita.