Tigre y Boca se enfrentarán este domingo a las 18.45 en la final de la Copa de la Superliga. El Xeneize intentará sumar su segundo título de la mano de Gustavo Alfaro, mientras que el Matador atraviesa un gran momento futbolístico.

En el marco de fuertes medidas de seguridad con unos 1.300 efectivos afectados al operativo, 36.000 hinchas de Boca y otros 17.000 de Tigre estarán en Córdoba, para el partido único que definirá al campeón del flamante certamen en el estadio Mario Alberto Kempes.

Las autoridades diagramaron rutas paralelas para los hinchas de Boca y Tigre: los primeros se trasladarán por el anillo interno de Circunvalación y tomarán el acceso Sur al estadio; los últimos harán el recorrido por el anillo externo y se movilizarán por el acceso Norte.