Foto: Policía de SL

El subjefe de la Policía de la provincia, Comisario General Pablo Álvarez explicó que  el objeto y función del operativo que comenzó el 20 de diciembre y terminará el 30 de marzo, es cuidar a todos los turistas que transitan por las rutas provinciales y nacionales en San Luis, “les pedimos cumplan con todas las medidas de seguridad de los vehículos como así también en lo que hace a la documentación, tienen que manejarse con el carnet al día, el seguro, las patentes pagas y todos los elementos de seguridad que son requisitos obligatorios en todo el territorio nacional porque estamos adheridos a la Ley Nacional de Transporte”.

Álvarez indicó que en todo el territorio provincial trabajan alrededor de 1.200 efectivos, “tanto de la policía como del Instituto Superior de Seguridad Publica (ISSP), donde tenemos a los aspirantes a agentes que son alrededor de 300 y los cadentes, que están a punto de pasar a tercer año y realizan las practicas profesionalizantes, con un horario diferente al personal de seguridad, eso hay que dejarlo en claro, porque los horarios han sido adecuados de acuerdo a la normativa de ellos, porque son estudiantes”.