Hoy por la mañana en conferencia de prensa de la municipalidad, el secretario de seguridad ciudadana Ricardo Bazla informó sobre las clausuras realizadas por inspectores municipales este fin de semana, entre las que se incluyó un local nocturno y una fiesta privada de adolescentes.

100_9151
En primer lugar destacó la clausura este sábado pasado y por quinta vez, del local “Don Diego” ubicado frente al hotel Dos venados, que en palabras del funcionario “desvirtúa su rubro y termina convirtiéndose en un local bailable”.
Pero más llamativa fue la clausura de una fiesta que se estaba desarrollando sin ningún tipo de habilitación o autorización en el Hipódromo de la ciudad de San Luis, en la Av. Justo Daract.
Según declaraciones del secretario, en el predio se encontraban cerca de mil adolescentes, sin siquiera la compañía de mayores de edad, y con gran cantidad de bebidas alcohólicas. La organización de la fiesta estuvo a cargo de alumnos de la Escuela San Gabriel y de la Escuela Modelo, en las llamadas fiestas de “bienvenida”, que suelen hacer los alumnos de últimos años del secundario. Con el respaldo de la comisaria sexta, los inspectores produjeron el desalojo sin inconvenientes.
Además, el secretario aclaró que si se han autorizado fiestas privadas y que es la segunda fiesta que se clausura en el año (esta con una concurrencia mayor, de 1200 adolescentes). Respecto a las medidas tomadas Bazla expresó “se trata en todos los casos, de garantizar la seguridad y que todos tengan tranquilidad sobre todo en donde están nuestros adolescentes”.
Por otro lado mencionó que las inspecciones buscan “verificar la seguridad en materia de instalaciones eléctricas, de salidas de emergencia, de baños, de sistema de protección en materia de salud, sistema de emergencia, si hay techos inflamables o paredes que puedan ser consumidas por el fuego”.