Ayer inspectores municipales fueron nuevamente agredidos por el mismo grupo de vendedores ambulantes con quienes han tenido dificultades anteriormente. En la tercera de las agresiones que han ocurrido este año, el secretario de seguridad ciudadana José Pereyra afirma que no han recibido asistencia de la policía y que han decidido tomar acciones legales contra el grupo de agresores.

Ayer dos inspectores municipales que recorrían el Paseo del Padre fueron agredidos por un grupo de manteros, cuando estos últimos rechazaron remover su mercadería de la vía pública y usar los puestos habilitados por el municipio. Al  no contar con apoyo policial, los manteros huyeron con la mercadería y sin represalia alguna.

José Pereyra secretario Seguridad Ciudadana del municipio comentó que se hizo la denuncia correspondiente en la Comisaria 1º y que  los inspectores fueron atendidos por los golpes que han recibido.

Pereyra afirmó que han decidido tomar acciones legales. “Junto con el cuerpo de abogados, de la asesoría letrada municipal, estamos haciendo una presentación en fiscalía de estado, en donde ponemos en conocimiento el riesgo que están padeciendo los inspectores, la inacción policial y solicitando medidas”, comentó el funcionario.

Por otro lado el secretario informó que no están recibiendo ningún tipo de ayuda ni policial ni judicial por esta problemática. “No es la primera vez que sucede, esto es de público conocimiento y tienen total y cabal conocimiento  no solamente los estamentos policiales sino que también el área judicial, el juez de faltas administrativo (…) lo he llamado personalmente al Ministro de Seguridad  (Dr. Martin Olivero) y no me ha atendido, el jefe de policía (Dr. Diego Pagella) tampoco”, expresó Pereyra, quien decidió mandar una carta personalmente al Jefe de la Policía Provincial, solicitándoles colaboración para que los inspectores puedan trabajar con tranquilidad.

Por su parte la municipalidad, no descarta quitarles los puestos asignados a los agresores, quienes ya han sido identificados. “Estos  agresores, ya tienen un lugar asignado en el paseo pero ellos ponen a una persona y se van a vender a otro lugar. Estamos tomando la determinación  porque no queremos que se queden sin una fuente de ingreso, eso es clarísimo”, dijo al respecto el secretario.

Por último aseguró: “Vamos a seguir con los controles mas allá de que nos esté pasando esto debido a que no tenemos la protección que deberíamos tener de las fuerzas públicas.”