Un vuelo de la compañía aérea estadounidense Southwest Airlines realizó un aterrizaje de emergencia después de que se rompiera una de las ventanas de la cabina de pasajeros, después de un accidente similar que sufrió la misma aerolínea semanas atrás.

El vuelo 957, que despegó del aeropuerto Midway de Chicago con destino a Newark (Nueva Jersey), fue desviado a Cleveland (Ohio) tras el incidente, en el que no hubo heridos.

Un vocero de Southwest dijo que se tomó la decisión de desviar el avión “para la revisión de mantenimiento de una de las múltiples capas de un panel de ventana”.

En una declaración posterior, la aerolínea dijo que la cabina mantuvo la presión “ya que hay múltiples capas de paneles en cada ventana” y que técnicamente no se realizó un aterrizaje de emergencia.