Un grupo de mujeres científicas de la Universidad Nacional de San Luis se encuentran en la elaboración de un pan integral fortificado con harina de soja y proteínas de plasma bovino. El objetivo es satisfacer deficiencias nutricionales de la población argentina en estado de pobreza e indigencia.

El proyecto es dirigido por la Dra. Laura Rodríguez Furlán y surgió ante la preocupación de cómo cubrir una necesidad nutricional en poblaciones con deficiencias alimentarias y carencias socioeconómicas, brindando una alternativa con un alimento presente en la mesa de la mayoría de los hogares.

El objetivo del proyecto es de alcance nacional. Está destinado a poblaciones con necesidades específicas de nutrientes. En líneas generales el producto es de consumo masivo y especialmente beneficioso para personas que requieren de proteínas, vitaminas y minerales.