Vecinos y turistas de la ciudad balnearia de Monte Hermoso se vieron sorprendidos por la presencia de al menos tres tiburones durante la tarde del sábado en la bajada conocida como «Barrilete».

Las autoridades de la ciudad aseguraron que se trata de una especie de tiburones que no hacen daño y que se acercan a las costas para desovar, es decir, soltar sus huevos de cría.

En el mes de agosto y en la misma localidad, dos jóvenes que estaban en el mar había sido sorprendidos por dos ballenas.