El jefe de ese organismo, Pablo Gil, dijo que ese es el resultado del test socioambiental. Le harán estudios para saber con qué es cruza. A priori consideran que es “alto” para ser un hijo de un Pitbull.

Los primeros resultados arrojan que el Dogo (“Paco”), que mató a un nene de un año y medio, es “agresivo y no sociable” según arrojó el test socioambiental realizado esta mañana por la División Canes de la Policía. Así lo confirmó su jefe, Pablo Gil, a este medio.

El perro está alojado transitoriamente en la División Canes y esperan que en el transcurso de la mañana de este miércoles lo trasladen a la Dirección de Zoonosis Municipal. Allí le realizarán una supervisión zoonótica para conocer si tiene rabia (el virus pudo haberlo vuelto agresivo) o si tuvo una mala crianza. En diez días podría conocerse ese estudio ya que es el tiempo aproximado en que evoluciona el virus de la rabia.

“Es muy alto para ser un Pitbull, para mí. Pero por eso debemos realizar estudios. Se nota que es un Dogo pero desconocemos su cruza”, concluyó el jefe de la División Canes de la Policía.