EL PRESIDENTE DE VENEZUELA ADMITIÓ QUE SU GOBIERNO COMETIÓ ERRORES “DE BUROCRACIA” CON UNA “CORRUPCIÓN QUE ENVOLVIÓ LAS POLÍTICAS REVOLUCIONARIAS”, LO CUAL REDUNDÓ EN LA DERROTA DEL OFICIALISMO EN LAS ELECCIONES PARLAMENTARIAS DEL DOMINGO ÚLTIMO.
Por su lado, el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello, anunció que la directiva del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) pondrá sus cargos a disposición para “reconstruirse”, en coincidencia con la decisión de Maduro de pedir la renuncia a su gabinete.

“El presidente le pidió a todos los ministros que pusieran su cargo a la orden, nosotros vamos a hacer lo mismo en el partido, los vicepresidentes del partido tenemos que poner los cargos a la orden”, explicó Cabello según la agencia DPA.

El mandatario habló anoche ante simpatizantes en la puerta del palacio presidencial, y alertó que “o en Venezuela salimos de este atascadero en el que esta guerra económica nos metió, que nuestros propios errores nos metieron; la burocracia, la corrupción que envolvió las políticas revolucionarias, o Venezuela va a entrar en un gran conflicto”.

En ese contexto, pidió a sus seguidores “ubicar al enemigo principal”, que “es la derecha fascista contrarrevolucionaria que ha obtenido un éxito electoral” y a sus “aliados” que se esconden “en distintos cargos”.

Recordó que el próximo 5 de enero toma posesión la nueva Asamblea Nacional (AN, parlamento) y acusó a los nuevos diputados opositores de querer derogar las leyes “del poder popular”, de amenazar con cerrar medios estatales y “acabar con Petrocaribe”.

A su vez, aseveró que revisarán “las cosas que están ocurriendo en los organismos del Estado”.

“Cada quien tiene derecho al trabajo pero no lo pongas de jefe, de jefe debe estar un revolucionario”, destacó.

En este sentido, llamó a los chavistas a estar “alertas” ante “las locuras” que pueda cometer la oposición desde la Asamblea Nacional.