En la localidad formoseña de Misión Tacaaglé, efectivos del Ejército encontraron más de una tonelada de cannabis en un galpón para realizar simulacros y otras prácticas. Los paquetes llevaban la leyenda “E. P. P” que significa “Ejército Revolucionario del Pueblo Paraguayo”.

Unos 1.500 kilos de marihuana fueron secuestrados en un campo de la localidad formoseña de Misión Tacaaglé por efectivos del Ejército que hacían un relevamiento de un predio para realizar simulacros y prácticas, informaron fuentes judiciales.

El hallazgo ocurrió el domingo en un establecimiento rural ubicado en la zona de Camino General Burgués, a unos 11 kilómetros de la ruta nacional 86, en dicha localidad de Formosa, cercana a la frontera con Paraguay, propiedad de una mujer que permitió el ingreso del personal militar.

Según las fuentes, los efectivos hallaron a unos 5 kilómetros del casco de la estancia -de unas 260 hectáreas- una precaria vivienda en la que estaban guardados en distintas bolsas unos de 2.645 panes de marihuana, por un total de 1.531 kilos.

Ante esa situación intervino personal de Drogas Peligrosas y de la Unidad Especial de Asuntos Rurales de la Policía de Formosa, al que le llamó la atención que tres de los panes de marihuana tenían etiquetas con la inscripción “E. P. P.”, que coinciden con las siglas del “Ejército Revolucionario del Pueblo Paraguayo”, grupo paramilitar del vecino país.

Por ello, los investigadores creen que la droga provenía de Paraguay, agregaron los voceros.

En tanto, el fiscal a cargo de la causa confirmó en las últimas horas que por el momento no hay personas detenidas por el hecho y que continúa la investigación.

Además, los pesquisas establecieron que la estancia actualmente no tiene encargado, que su propietaria no reside allí y que tampoco era habitual que fuera de visita los fines de semana.