Paritarias en la UNSL

0
97

Luego de más de cuatro meses de negociación, se firmó ayer el acuerdo paritario de los profesores universitarios. El aumento salarial ofrecido por el Ministerio de Educación fue aceptado por las federaciones gremiales Conadu, Fedun, Fagdut, UDA y Ctera. El único rechazo corrió por cuenta de Conadu Histórica. Los dirigentes sindicales destacaron haber logrado perforar el techo de incremento que pretendía imponer el Gobierno: el aumento va desde un 25 por ciento para los cargos de menor jerarquía hasta un 26,45 por ciento para los superiores.

Desde la semana pasada hasta ayer, inclusive, las federaciones realizaron distintos tipos de consultas a sus bases para tomar una decisión. Luego de numerosas jornadas de paro, clases públicas y movilizaciones, entre otras medidas de fuerza, se logró un acuerdo que casi todos los gremios calificaron como “bueno” pero no “superador”.

Carlos De Feo, secretario general de Conadu, dijo que un dato “importante” del acuerdo es que se consiguió un monto bueno, y más poniéndolo en relación con otras paritarias de docentes, como la de Capital Federal”, donde la última oferta del gobierno macrista es del 19 por ciento de aumento. También valoró que, aunque el presupuesto de este año preveía un 17 por ciento de aumento para salarios de docentes universitarios, lograron aumentarlo “casi diez puntos”. “Es verdad que no es una propuesta salarial que satisface plenamente, pero sí es cierto que en este contexto es favorable –remarcó–. Firmamos un acuerdo que va directamente al básico, ninguna suma en negro. Nadie en la universidad cobra parte de su salario en negro”.

Además de Conadu, la paritaria fue acordada por Fedun, Fagdut (UTN) y los gremios UDA y Ctera, que representan a docentes de colegios dependientes de universidades.

“Se llegó al mejor acuerdo posible dentro de los esquemas planteados. Atendimos todos los reclamos de las federaciones y eso se plasmó en el acuerdo”, dijo Danya Tavela, subsecretaria de Políticas Universitarias. Tavela reconoció que un proceso de discusión “tan largo” nunca es deseado, pero que “forma parte de la negociación y la propia evolución de distintos factores como la inflación, el presupuesto y el cierre de otras paritarias, elementos que siempre son puestos sobre la mesa”. Desde su perspectiva, el acuerdo es “satisfactorio” y destacó “la unanimidad con que las bases de las cinco federaciones firmantes aceptaron la oferta”.

La Conadu Histórica rechazó la propuesta oficial y ayer llevó a la reunión paritaria una contrapropuesta. “Queríamos seguir negociando –enfatizó Sergio Zaninelli, secretario gremial–. Hay tres factores principales que entendemos propiciaban eso: la bronca de la docencia, por la insuficiente oferta y el maltrato de tantos meses; el apuro que tenían de cerrar el acuerdo para dedicarse a la campaña electoral; y que esta fue la primera oferta ‘aceptable’ que realizaron, por eso daba para seguir.”