Funcionarios de la cartera educativa mantuvieron un encuentro con una comisión de padres y autoridades escolares de la Escuela Nº 264 “Juan Martín de Pueyrredón”. Esta semana habrá fumigación, tareas de desinfección y se proyecta una obra de mejoras edilicias.

Con la idea de dialogar sobre el mantenimiento de las instalaciones de la institución, el jefe del Subprograma Patrimonio Escolar, Nicolás López, se reunió este lunes con los integrantes de la cooperadora del establecimiento y la directora, Cristina Raed. Como resultado, se acordó trabajar de manera coordinada en las refacciones diarias, mientras se espera una obra de gran magnitud para resolver definitivamente inconvenientes en el edificio.

“Es la primera vez que una cooperadora organiza una reunión de este tipo. Fue muy positiva porque se pusieron a disposición para colaborar y trabajar mancomunadamente en solucionar contingencias cotidianas. Lo que se dejó en claro es que tareas que impliquen algún tipo de riesgo sólo podrán realizarlas profesionales autorizados”, explicó López.

El funcionario indicó que realizaron un relevamiento del edificio y que por la magnitud de las reparaciones, se decidió que lo concretara el Ministerio de Obras Públicas. No obstante, hasta que se efectúe, Patrimonio Escolar emprenderá las refacciones de urgencia y en ese proceso aportará la cooperadora. “Diariamente se hacen tareas de mantenimiento en los sistemas eléctricos, filtraciones de humedad y desmalezado”, explicó.

Asimismo, comentó que durante la reunión, los tutores que integran la cooperadora manifestaron la necesidad de combatir alimañas e insectos que suelen aparecer, dado que la escuela se ubica cercana al río en Juana Koslay.

“En el transcurso de esta semana se hará desinfección y se fumigará el establecimiento. Y ya tomamos nota de algunos arreglos que concretaremos en breve”, finalizó el titular del Programa Patrimonio Escolar.