Foto: web

La Cámara Argentina de la Industria de Cosmética y Perfumería (CAPA) y la Unión de Peinadores Argentinos (UPA) advirtieron este viernes que peligran más de 100 mil puestos de trabajo en los salones de peluquería que mantienen sus puertas cerradas desde el 20 de marzo cuando comenzó la cuarentena y que vieron su facturación reducida a cero desde entonces.

Según los datos dados a conocer por CAPA y UPA existen más de 78 mil salones de belleza, que reciben más de 250 millones de visitas al año y representan un volumen de negocio superior al 1% del Producto Bruto.

Las diferentes entidades nacionales, provinciales y municipales que representan a los peluqueros y peinadores de Argentina, presentaron protocolos de acción y sanidad a los gobiernos para lograr la reapertura y flexibilización de los salones, así como resarcimientos económicos para sobrellevar la crisis económica que genera el cierre total de los comercios.

Algunos gobiernos provinciales y municipales, con el aval de Nación, comenzaron a flexibilizar la apertura de estos comercios en ciertas regiones donde no hay circulación viral o, al menos, lograron frenar el ritmo de contagios al punto de llevar varios días sin nuevos casos registrados.