El bus de la empresa San Martín desbarrancó en la zona conocida como la “Curva del Diablo”, en Pasamayo, en Perú. Se habla de entre 30 y 50 muertos.La unidad llevaba 53 pasajeros y el accidente habría dejado muy pocos sobrevivientes.

El accidente habría ocurrido tras el choque contra un tráiler conducido por Cristian Quillahuaman Cusihuaman, quien fue llevado por la Policía a la comisaría de Aucallama para pasar el dosaje etílico.

El coronel PNP Valdiviezo Carpio, jefe de la División Policial de Huaral, refirió que solo 6 pasajeros fueron rescatados con vida de entre los fierros retorcidos y que el resto habría fallecido.