El Jefe del equipo privado que encontró la nave que trasladaba al futbolista argentino pidió que se refloten los restos de la misma.

El estadounidense David Mearns, jefe del equipo privado de búsqueda submarina que encontró en el fondo del Canal de la Mancha el avión en el que viajaba el futbolista argentino Emiliano Sala, pidió que se refloten los restos aunque sea caro.

“Es caro, pero ¿qué importa el dinero frente al deseo de las dos familias?”, aseguró Mearns en una entrevista que publica el rotativo deportivo francés L’Équipe.

El oceanógrafo y científico marino estima que sacar los restos del fondo del mar “puede permitir encontrar indicios de lo que pasó” y que “ahora que ya no hay esperanzas de encontrarlos con vida” puede contribuir a que las familias hagan el duelo.

Financiado por el aporte privado recibido por la familia de Sala para proseguir la búsqueda del futbolista desaparecido el pasado día 21, el equipo de Mearns desplegó un pequeño barco de 19 metros en una zona del Canal de la Mancha, cercana a la isla anglo-normanda de Guernsey.