Foto: facebook

El concejal Luis “Piri” Macagno presentó un proyecto que busca terminar con los “contratos basura” en la Municipalidad, y establecer la obligatoriedad de preaviso a los trabajadores sobre la rescisión del contrato.

La iniciativa, que será tratada por el legislativo municipal, prohíbe que los empleados sean contratados por tres meses y establece que, como mínimo, se extiendan hasta un año. La medida busca garantizar estabilidad al trabajador y tranquilidad a su familia.

En su articulado, la propuesta incorpora la cláusula del “preaviso”: el trabajador deberá comunicar la interrupción de su prestación quince días antes de la fecha de finalización del contrato; mientras que el empleador tendrá obligación de hacerlo un mes antes, en el caso de los trabajadores con menos de cinco años de antigüedad, o dos meses, para quienes superen esa cantidad de años en el municipio.