El gobernador de la Provincia, CPN Claudio Poggi, firmó el decreto durante un acto que presidió en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo. El organismo surgió del consenso de empresarios agropecuarios, agroindustrias, transportistas e instituciones, luego de conformar la Mesa de Fomento al Valor Agregado Agroindustrial y mantener diversos encuentros. El Instituto será una herramienta de carácter técnico que promoverá acciones tendientes a mejorar la competitividad de la cadena de valor agroindustrial. “Los felicito por la predisposición, actitud y buena voluntad, es un objetivo grande pero posible en una provincia competitiva donde las políticas trascienden los gobiernos y esa es nuestra fortaleza”, sostuvo Poggi. El Instituto permitirá un ámbito “con claros objetivos, como el mercado granario, y con ello el precio San Luis, esto es que la oferta y la demanda sean de acá y que se establezca el precio referente de toda la región”.

El acto comenzó a las 12:00 en el Salón Blanco, el gobernador Poggi estuvo acompañado por el ministro de Industria, Comercio, Minería y Transporte, Federico Trombotto; su par del Campo, Gonzalo Amondarain; productores agropecuarios; representantes de cámaras empresariales e industriales; autoridades de sociedades rurales; INTA San Luis; INTI; Aapresid; Zona de Actividades Logísticas; estudiantes de Veterinaria de la UCCuyo; cooperativistas, granjeros, acopiadores, comercializadores, asesores, ingenieros agrónomos y representantes de empresas de logística y transporte; integrantes de la Fundación Emprender; además participaron alumnos de la Escuela Agrotécnica.

El gobernador Poggi, firmó el decreto N° 4702 a las 12:45, luego de la lectura del mismo por parte del ministro Trombotto, donde remarcó las diferentes funciones, responsabilidades y competencias del Instituto.

El jefe de Estado, afirmó: “Quiero felicitarlos por el trabajo realizado, por la voluntad, por la predisposición, por la actitud positiva para generar un ámbito de trabajo donde se discuten temas de la cadena agroindustrial, quizás con intereses diferentes, según el sector de la cadena, pero con la muy buena voluntad, pensando que lo que se logre va a ser mejor para todos. Felicito también a los ministros porque desde el sector público es todo un gesto de un trabajo coordinado y esto suma para todos”.

“Hoy llegamos en armonía al final de un proceso y al comienzo de otro, que es la puesta en práctica”, aseguró y luego refirió: “Se llegó a una instancia administrativa donde creamos un Instituto de Valor Agregado con la activa participación de los actores de la cadena y del Estado”.

En el Foro de la Agroindustria, se realizó una convocatoria a una Mesa de Diálogo que se llevó adelante con un trabajo intenso, “con la clara visión de que San Luis, nuestra Patria chica está llamada a ser una gran productora de alimentos y el mundo demandará alimentos. Entonces, la producción primaria, debe articular sus acciones para que el mayor valor agregado de esos alimentos se desarrolle y consolide en la provincia, esa es la síntesis principal del Instituto que hoy creamos. Gobernar es generar trabajo, entonces generar y promover agroindustrias articuladas por la producción primaria es crear fábricas y esto genera, a su vez, empleo y el empleo, progreso, consumo; todos ganamos”.

Los precios de referencia de las cadenas de valor, para cada producto en particular, serán establecidos por el Instituto de Valor Agregado Agroindustrial, cuando alcanzan un valor estratégico para el desarrollo de la misma y/o de la economía regional, según pautas y  mecanismo generales.

El mandatario planteó que la primera tarea u objetivo es formar el mercado granario “tomando algunos productos que tienen mayor volumen como el maíz o la soja, después será la carne”.

“Creamos el mercado granario y el precio San Luis de referencia, como primer paso esto un muy importante y además un gran desafío. Hoy creamos el instrumento, el marco jurídico a partir del cual trabajar, quizás luego debamos crear luego otras herramientas o mecanismos para ponerlo en práctica”, señaló.

Los precios informados son orientativos, no son precios “oficiales”, no son vinculantes, ni obligatorios; de igual modo, no pueden interferir en el proceso de formación del precio, que surge naturalmente de la libre oferta y demanda. Por esto, los precios son históricos y se publican al día siguiente de concretadas las operaciones.

“El mercado granario es que la oferta y la demanda se consolide en San Luis, oferta y demanda que ya existen y crecerán aún más porque San Luis es competitiva y atractiva para la inversión privada”, destacó Poggi y después explicó: “A partir del mercado granario, que no solo es de la provincia sino que es de la región, se va a transformar en un mercado referente de la región.

En el marco de la Comisión de Precio y de común acuerdo entre los actores de la cadena de valor, se dejarán establecidas las condiciones de negocios que se reflejan en el Precio San Luis. En relación a maíz y soja, se fijan condiciones como la entrega inmediata, pago al contado, condiciones de cámara y se establece la ciudad de Villa Mercedes, como mercado granario de encuentro entre oferta y demanda. “A esta proyección futura en estos rubros (maíz, soja y carne) antes no la teníamos, estábamos industrializando la provincia, desarrollando toda la infraestructura hídrica, energética, hoy tenemos las bases, ahora con un mercado granario, luego con un mercado cárnico”.

El gobernador se explayó después sobre el impacto en la disminución del flete así como en los proveedores locales de material prima. “¿Se dan cuenta que todos ganamos?”, los instó y reflexionó: “Esto genera más desarrollo, más tributo, más empleo, suma para todos, es sentido común pero como hay intereses que a veces se disputan en la cadena de valor es muy bueno que exista la predisposición, la actitud y la buena voluntad de todos los sectores, es un desafío grande pero muy posible”.

“Desde los gobiernos provinciales no manejamos cuestiones de política nacional, las padecemos en todo caso, la inflación nos cae a todos como un baldazo de agua fría, castiga a los que menos tienen, a los que tienen ingresos más bajos. Las restricciones a las exportaciones e importaciones, cepo cambiario, la falta de inserción en los mercados, no son competencias de las provincias pero yo estoy convencido que esto va a cambiar, el futuro es mucho mejor”, transmitió.

El gobernador estuvo acompañado por el ministro, Federico Trombotto de Industria, Comercio, Minería y Transporte y por el ministro del Campo Gonzalo Amondarain.

El gobernador estuvo acompañado por el ministro, Federico Trombotto de Industria, Comercio, Minería y Transporte y por el ministro del Campo Gonzalo Amondarain.

“Con la creación de este Instituto, no significa que unos ganen y otros pierdan, significa que todos aumentan su rentabilidad. Ahora hay compromisos que todos deben asumir. El productor primario debe asegurar competitividad, el agroindustrial precio, continuidad, compromisos en la logística; el Estado apuntalando, uniendo, facilitando, es totalmente posible”, puntualizó Poggi y dio a conocer que se propuso a Lucas González, asesor del Ministerio de Industria, Comercio, Minería y Transporte, como gerente del organismo hasta que el mismo Instituto decida un nuevo gerente. “Avancemos en la creación del mercado granario, tomemos el maíz y en poco tiempo tendremos un precio de referencia San Luis. Les pido a los grandes, medianos y cámaras empresarias que todos ayudemos a poner en práctica este Instituto”, dijo.

Para ver haga click: Listado de productores

Por último, destacó, que San Luis es una provincia competitiva y que atrae a inversores “a pesar de la incertidumbre nacional y eso nos conviene a todos. Es competitiva porque tiene un Estado con finanzas sanas, que facilita la paz social, construye infraestructura para el desarrollo de la producción, agua, energía, comunicaciones, les facilita las cosas a los inversores privados. Una provincia que piensa a largo plazo, esto que hacemos hoy es pensar a largo plazo. Las políticas de Estado no se discontinúan con los gobiernos ni con los procesos electorales. Mi mandato vence el 10 de diciembre, habrá un nuevo gobernador, que yo aspiro que sea el de mi partido, pero no se discontinúan las políticas y esto es una gran fortaleza. Los planes a largo plazo, la previsibilidad, las reglas de juego claras, le generan confianza a todos”.

El productor agropecuario, Guillermo Pastor, esbozó sus expectativas ante el auditorio: “Agradezco al gobernador por dejarme ser parte de esta iniciativa, todos los que producimos desde la etapa primaria vemos con gran satisfacción la posibilidad de hacer cierto lo que tantas veces debatimos en charlas técnicas, lo que vemos que en otros países hoy se hace realidad como es lograr la integración de la cadena de valor agroalimentaria en nuestra provincia. Se convocó a los sectores industrial, agrícola y ganadero para coordinar junto al Estado este ámbito para generar las mejores condiciones competitivas para los sectores provinciales de la producción logística, comercialización e industrialización de granos y carnes. Hoy nace una agenda común de trabajo”, indicó.

El Instituto de Valor Agregado Agroindustrial fue creado como herramienta operativa, de carácter técnico, prestador y productor de servicios y asesoramiento, investigación y capacitación, para aumentar la competitividad de los actores de la cadena de valor agroindustrial.

El Instituto de Valor Agregado Agroindustrial tendrá como finalidad, entre otras acciones, promover, fomentar e impulsar acciones tendientes a mejorar la competitividad de la cadena de valor agroindustrial. Prestar servicios técnicos, como de laboratorio.

El ingeniero Javier Genovés, director del INTA San Luis, habló en segundo lugar y puntualizó: “Este Instituto no es solo una mesa de negociación o concertación de elementos de una cadena sino que mira hacia afuera de la cadena, es la posibilidad de diseñar un futuro común, de fijar estrategias comunes y asumir riesgos en conjunto”.

El funcionario destacó el trabajo conjunto porque “esto no se logra casualmente, se logra porque vivimos en una provincia con paz social, agradezco al Estado y felicito a todos por la responsabilidad con la que tomaron este desafío porque nos asegura un futuro común auspicioso”.

Además, el Instituto podrá actuar como árbitro en conflictos sobre calidad, consolidar las plantas como almacenamiento e industrialización de materia prima, fomentar la comercialización y el consumo del producto de origen San Luis, promover la transparencia de los mercados y transacciones, fomentando la equidad de oportunidades y condiciones comerciales.

Desde este ente se estudiará y generarán mecanismos para establecer y dar a conocer los precios San Luis de las cadenas de valor, con carácter no vinculante, de impacto positivo en las cadenas dentro y fuera de la provincia. Se considerarán los mercados internacionales, en especial los del Pacífico, como herramienta para analizar, cuando las condiciones de mercado lo permitan, las mejores opciones de decisión de operaciones nacionales o internacionales.

Todo orientado a impulsar acciones tendientes a lograr competitividad del valor logística. Asimismo prestará servicios de investigación, desarrollo, estadísticas, capacitación, entre otros al servicio del sector privado y público.

La visión de Gustavo del Bosco, productor agropecuario, fue esgrimida en tercer lugar. “Partimos de una base de cambios en los paradigmas que hemos venido trabajando, como por ejemplo, el de Campo vs. Industria, que no nos ayudó mucho. Hoy, junto a este Instituto, pensamos un paradigma mucho más moderno y sociable, que es el de desarrollo agroindustrial donde podemos sentarnos a discutir y encontrar fortalezas y debilidades todos los integrantes de la cadena. Esto es fundamental porque una cadena se construye con eslabones sólidos y se rompe en los más débiles, en la medida que haya consenso y diálogo fortaleceremos todos los eslabones. Tenemos un gran desafío por delante, a las bases las tenemos, el éxito estará dado por el grado de compromiso”, destacó del Bosco e invitó a otros productores e industriales a sumarse para desarrollar más ideas y generar nuevas industrias.

En referencia al desarrollo agroindustrial, Del Bosco, consideró que “San Luis es conocida por su producción de carne pero hay que crear un mercado de comercialización de grano gordo donde establezcamos un precio de referencia para actuar de manera transparente, así habrá transparencia en toda la cadena de comercialización”.

El Instituto de Valor Agregado Agroindustrial podrá, entre otras acciones, celebrar convenios con cadenas comercializadoras, con organismos públicos, privados, nacionales internacionales. También realizar investigaciones, diagnósticos, proponer soluciones; conformar registros, índices, estadísticas y prestar servicios de asistencia técnica. Por último, el organismo podrá organizar eventos feriales de promoción, cursos, conferencias y congresos.

El organismo estará integrado por los actores de las cadenas de valor agroindustrial local, y el Gobierno de la provincia de San Luis, mediante representantes  designados por el Poder Ejecutivo, asegurando una representación equitativa y participativa. En el ámbito de la Asamblea y en orden a la afinidad de temas se conformarán comisiones de trabajo.

El empresario Federico Szuchet, fue el último en hablar en representación de DIASER SA. En la oportunidad, compartió su experiencia: “Desde nuestra perspectiva industrial nosotros entendemos que la mejor forma de dar valor agregado es justamente industrializando las materias primas así es que nos desarrollamos y tenemos proyectos para continuar en esta línea”.

El ejecutivo Szuchet expuso su punto de vista sobre la función que tendrá el Instituto: “Nuestra responsabilidad está en mirar el mediano y largo plazo de nuestra cadena de valor para fortalecer la participación de todos los actores”.

La Asamblea será presidida por el presidente del Consejo Directivo o quien lo represente y sesionará, anualmente, para evaluar y aprobar el presupuesto anual y los asuntos que fueran puestos a su consideración. Las resoluciones se adoptarán por simple mayoría, siendo estas, de carácter no vinculante para el Poder Ejecutivo provincial.

El Consejo Directivo estará integrado, en un número mínimo de ocho y un máximo de doce, serán Ad Honorem, por representantes elegidos por las comisiones de las cadenas de valor y los representantes ministeriales. Las reuniones del Consejo serán mensuales o cuando la calidad o urgencia de los asuntos lo exijan.