La cadena de cafés Bonafide se vio envuelta en una fuerte polémica en las redes luego de que una usuaria publicara el ticket de la consumición en uno de sus locales en el que le cobraron un adicional por productos aptos para celíacos.

A través de un comunicado la empresa intentó aplacar la controversia que despertó en las redes el polémico recargo. En él Bonafide aseguró que “no es política de la empresa cobrar un adicional económico por un producto apto para celíacos, en ningún caso”.