Alrededor de 1.200 vuelos programados para el jueves y el viernes ya fueron cancelados por la llegada del huracán Florence a la costa Sudeste de Estados Unidos.

Así lo informó FlightAware, el servicio que rastrea los vuelos y decisiones de las compañías aéreas, que en su portal de Internet indicó que el número es “pequeño” en relación a la cantidad total programada pero podría aumentar.

Los efectos de Florence en el tráfico aéreo podrían ser menores que los temidos, si la trayectoria del huracán no alcanza el centro de operaciones de American Airlines en Charlotte, Carolina del Norte, y el de Delta en Atlanta, Georgia.