El consumo de carne vacuna correspondiente a los primeros ocho meses de 2019, equivalió a 51 kilogramos por habitante, por año, siete kilos menos que en 2018, lo que representa una caída de 11, 3% interanual, según difundió este martes la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y derivados de la República Argentina.

En lo que respecta a los precios de los cortes vacunos vendidos en los diferentes puntos de venta del GBA, entre julio y agosto del corriente año registraron un aumento promedio de 2,3%.  Las carnes alternativas registraron alzas de precios de 2,2% (pollo) y 7,7% (cortes porcinos).

Por otro lado, el informe detalla que  las exportaciones crecieron un 26,8% en relación a un año atrás, con 42 mil toneladas del producto vendido en el exterior.  Y que, entre agosto de 2018 y agosto de 2019, el precio promedio del kilo vivo acumuló un aumento de 69,0%.