Por primera vez en la historia, el Registro Civil de Mendoza avaló el pedido de dos personas que no se reconocen como mujer ni hombre y aceptó que en ambos documentos no se especifique el género.

La decisión se tomó “a través de la resolución 420/2018 que hizo lugar a la solicitud de dos personas mendocinas que requirieron el reconocimiento legal de su identidad de género autopercibida y correspondiente rectificación registral”, precisaron fuentes del Registro Civil