Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones presidenciales en México y lleva a la izquierda al poder de la segunda economía latinoamericana por primera vez en la historia.

En su tercer intento consecutivo de alcanzar el sillón presidencial, AMLO, como se lo conoce entre los mexicanos, se presentó como el candidato antisistema y obtuvo cerca del 50% de los votos este domingo, según tres encuestas a boca de urna.

Más de veinte puntos por delante de su rival Ricardo Anaya, impulsado por una coalición de derecha e izquierda (PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano) y aún más de José Antonio Meade, del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien aparece en un lejano tercero.