Arabia Saudita anunció una serie de leyes que suavizan las restricciones que todavía padecen las mujeres en ese país, al permitirles obtener un pasaporte y salir del país sin autorización de su tutor masculino.

Los cambios fueron celebrados y criticados por igual en redes sociales. Muchas personas publicaron memes de mujeres corriendo hacia el aeropuerto o señalando al príncipe heredero, Mohamed bin Salman, de 33 años, como el impulsor de la medida.

Pero también aparecieron videos de clérigos conservadores argumentando a favor de un sistema de tutela que ha llevado a decenas de mujeres a la cárcel por querer huir de la arbitrariedad de sus tutores.

El paquete de leyes aprobado anoche incluye la posibilidad de que las mujeres puedan registrar un matrimonio, un divorcio o el nacimiento de un niño y obtener documentos familiares oficiales, necesarios para, por ejemplo, inscribir a sus hijos en la escuela.

Las mujeres podrán ser las tutoras legales de sus hijos, un derecho que hasta ahora era solo para los hombres. Sin embargo, todavía necesitan el consentimiento del tutor para salir de prisión, abandonar un hogar de tránsito por abuso doméstico o casarse. Tampoco pueden transmitir la ciudadanía a sus hijos ni darles la autorización para que se casen.