Los productores están en pie de guerra por una plaga que podría atacar a toda la industria en nuestro continente.

La próxima taza de café tendrá un sabor más amargo con la perspectiva de que el mundo entero se quede sin esa infusión por culpa de un hongo conocido como la Roya, que le da un aspecto de oxidado a las hojas de las plantas.

El Hemileia vastatrix es un hongo conocido por su poder devastador en las plantaciones de café de todo el mundo, al punto que el “óxido naranja” fue el responsable de la crisis cafetera que vivió Sri Lanka en el siglo XIX, informó el sitio Daily Mail.

Hace mínimo 40 años que los productores americanos buscan plantaciones resistentes a este hongo, pero un exportador de Guatemala llamad Josué Morales aseguró que el sector “está en medio de una de las crisis del café más grande de nuestros tiempos”.

América Central es la zona más golpeada por la plaga de la roya con un 70% del territorio comprometido y pérdidas de 3.2 mil millones de dólares en daños de las plantaciones y reducción de jornales.