En un partido muy vibrante y con el VAR como protagonista, la selección portuguesa de fútbol igualó 1-1 con Irán y terminó segundo en el Grupo B. Con este resultado, se enfrentará a Uruguay en octavos de final mientras que España, que empató 2-2 con Marruecos, ganó la zona y se cruzará con Rusia.