Foto: web

Con el objetivo de revisar la situación epidemiológica de la provincia por cuatro situaciones que se detectaron en las últimas horas, de manera preventiva el Comité de Crisis decidió posponer la habilitación de las actividades que se reanudarían desde este miércoles hasta obtener los resultados de las muestras extraídas. Las salidas de esparcimiento continúan vigentes.

La primera situación corresponde a cuatro personas que sin ser habilitadas y de manera clandestina ingresaron a la provincia escondidos en la carga de un camión con la complicidad del conductor, para luego abordar un colectivo de línea con destino a Candelaria. Vecinos de la comunidad alertaron esta situación dando conocimiento a la policía del lugar quien procedió a la detención de los mismos y avisó al Sistema Sanitario que realiza el control clínico, detectando que dos de ellos presentaban síntomas compatibles de COVID-19, por lo que fueron derivados de inmediato al Hospital San Luis donde se tomaron muestras para realizar los correspondientes diagnósticos, estos casos están contabilizados dentro de los sospechosos anunciados hoy. Las otras dos personas que no presentaron síntomas fueron trasladados a la Universidad de La Punta para realizar la cuarentena obligatoria. En todos los casos se instruyeron los sumarios penales correspondientes.

La otra situación corresponde a una joven que habiendo llegado de viaje del exterior y tras permanecer unos días en la ciudad de Córdoba ingresó a la provincia de forma ilícita, permaneció escondida en un vehículo de carga sin dar alta a las autoridades de esta situación e incumpliendo los protocolos de ingreso a la provincia. Habiendo llegado a destino y tras alertar esta situación se llevaron adelante los controles preventivos correspondientes y se dio paso a la detención de la joven quedando a disposición de la justicia.