Foto: ANSL

La coordinadora de DOSEP, Sandra Pérez, aseguró que será “un sistema que permitirá mejores prestaciones, agilidad, transparencia, eficacia y optimizar el tiempo. Su implementación será entre los próximos 90 a 120 días, agradezco la colaboración en esta gestión al Ministerio de Ciencia y Tecnología”.

A su vez, explicó que “va a significar un verdadero cambio cultural muy importante en DOSEP, porque es otra forma de trabajar que permitirá validaciones online, por ejemplo. El afiliado va a poder ir directamente al prestador y allí va a poder gestionar su turno, pagar y solicitar las prestaciones”.

El afiliado deberá contar con la CIPE 3.0 para cuando asista al médico. Si se tiene que realizar un estudio específico, ya sea una ecografía, un análisis de laboratorio o una radiografía, podrá validar esa prestación solicitada con el sistema online. También contará con una auditoría online permanente en tiempo real y un sistema de facturación mucho más ágil.

“Lo que buscamos es que el afiliado tenga una mejor atención en la obra social, pueda realizar sus trámites con mayor facilidad, que le insuma menos tiempo y solamente tenga que ir a la sede central excepcionalmente”, remarcó Pérez.