El primer juicio que se celebra en España por un caso de un bebé supuestamente robado en 1969 y entregado a una madre distinta empieza en Madrid con un médico de 85 años en el banquillo de los acusados.

Se trata del doctor Eduardo Vela, que se enfrenta a una petición del fiscal de 11 años de cárcel por el robo de un bebé hace 49 años en un hospital de Madrid.

Inés Madrigal, entonces el bebé supuestamente robado, llegó a la Audiencia Provincial de Madrid entre aplausos de otros afectados, ya que hay varias asociaciones de presuntas víctimas de esas prácticas, que empezaron en el franquismo y se prolongaron en los primeros años de la democracia en España.

“Este ya no es mi caso, esto ha trascendido. Todo el mundo sabe ya que en este país se robaron niños”, dijo Madrigal a la prensa a su llegada al juzgado.