Los ríos Iguazú y Paraná volvieron a aumentar su caudal y obligaron a evacuar a 350 familias de la localidad de El Soberbio. Cómo seguirá la situación.

Cerca de 1.500 personas fueron evacuadas en Misiones en las últimas horas debido al desborde del río Uruguay. La creciente se debe a las intensas lluvias que se producen en la región desde el pasado lunes y que también hicieron que volviera a incrementarse el caudal en los ríos Iguazú y Paraná. En Formosa, también creció el Paraguay y obligó a la evacuación de 4.000 personas, además de dejar dos muertos.

Ayer, el río Uruguay comenzó a crecer rápidamente y obligó a cerrar cuatro pasos internacionales en los que operan balsas para el traslado de personas y vehículos en la frontera con Brasil. El nivel del agua siguió en ascenso durante toda la jornada y muchas familias de El Soberbio comenzaron a autoevacuarse en la casa de familiares o amigos.

Las noticias provenientes del estado brasileño de Santa Catalina anunciaban una creciente extraordinaria, motivo por el cual la Municipalidad de dicha localidad comenzó a trasladar a los pobladores costeros a dos escuelas y un salón parroquial. En total, son 350 familias las que abandonaron sus casas en esa localidad, que tiene unos 25.000 habitantes, pero sólo el 20 por ciento concentrado en la zona urbana, donde el impacto del agua es mayor.

Esta mañana, los ministros de Gobierno Jorge Franco, y de Salud Pública, Oscar Herrera Ahuad, viajaron a El Soberbio para coordinar la asistencia a los inundados y eventualmente habilitar otros lugares para alojar a los afectados por el avance del agua. Algunos datos revelan la magnitud del aumento del caudal del río Uruguay: la central hidroeléctrica de Foz do Chapecó, ubicada en el estado brasileño de Santa Catalina, registraba esta madrugada el paso de 29.700 metros cúbicos por segundo, cuando el normal no supera los 2.000.

Según los registros, en Misiones cayeron unos 400 milímetros de agua en los últimos cuatro días y en lo que va del mes el total de precipitaciones alcanzan los 542 milímetros. Los meteorólogos dijeron que el mal tiempo se mantendrá hasta mañana. La mejora en las condiciones climáticas será pasajero, ya que para la próxima semana se esperan más lluvias, lo cual retrasaría el regreso de los inundados a sus hogares.

Por su parte, la Entidad Binacional Yacyretá informó que el caudal del río Paraná llegaría este fin de semana a los 25.000 metros cúbicos por segundo a la altura de la central hidroeléctrica construida en el Norte correntino. Si bien duplica el caudal habitual del río, no se prevén mayores inconvenientes para los pobladores costeros porque el nivel del agua no llegará al nivel de evacuación como ocurrió hace diez días.