Sólo podrá ser usado como “último recurso”. La medida apunta al accionar de los agentes de la Ciudad que participarán del operativo de seguridad en torno al Congreso este lunes.

Una juez porteña ordenó este lunes al Gobierno porteño que los agentes que participen del operativo de seguridad en torno al Congreso Nacional “no podrán utilizar armas de fuego” y que “las balas de goma y gases lacrimógenos sólo podrán ser utilizados como último recurso y a una distancia que minimice las consecuencias para los manifestantes”.

Así lo dispuso la magistrada Patricia López Vergara al hacer lugar a una medida cautelar presentada por el legislador porteño kirchnerista Mariano Recalde y por el secretario general de ATE Capital, Daniel Catalano.

La jueza señaló también que el Gobierno porteño deberá informarle “cuáles son las fuerzas de seguridad que tendrán intervención en la movilización”. Además, determinó que “todos los efectivos destinados al operativo deberán estar con uniforme reglamentario y visiblemente identificados”.