La temperatura media para ese período también estaría por encima de lo habitual. Fenómeno que, para el Servicio Meteorológico Nacional, indicaría el desarrollo del evento llamado “El Niño” entre el final del invierno y comienzo de la primavera.

Los anuncios de probables lluvias más abundantes que los registros históricos para el trimestre que comenzó el 1º de agosto significan una buena noticia para la provincia, ya que la temporada de lluvias comienza habitualmente en noviembre.

El pronóstico oficial prevé para el trimestre agosto-septiembre-octubre la transición a una “fase cálida”, que daría lugar al fenómeno de “El Niño”, identificado con la abundancia de lluvias.