Foto: web

Un proyecto de ley que ya estudia la comisión de Salud de la Cámara de Diputados de San Luis podría establecer sanciones para aquellos padres que no cumplan con llevar a sus hijos a vacunar, tal como lo establece el calendario obligatorio en todo el país.

La iniciativa prevé que en el caso de que los responsables de los menores aleguen “razones de índole personal” para justificar la no vacunación, sean sancionados con entre dos a cinco días de trabajo comunitario o bien sean alcanzados por penas dinerarias equivalentes a 100 o hasta 500 unidades de multa, según lo establezca el juez contravencional. Pero además que al niño o niña se le completen las vacunas que le falten.

El diputado del bloque Unidad Justicialista, Marcelo Sosa, es el impulsor de la propuesta que contempla incorporar el artículo 64 bis al Código Contravencional de la provincia (Ley 702 del 2009, que en su capítulo 5 ordena las “Contravenciones contra la seguridad colectiva”). Entre los motivos que esgrimió el legislador señaló “la muerte de una bebé en Villa Mercedes hace un mes, a causa de la bacteria que provoca la meningitis, y porque hemos notado, según lo que nos refirieron algunos médicos de distintos centros de salud, que no se están dando algunas de las vacunas por distintos motivos, que si bien son respetables, se trata de un criterio científico que indica que para evitar la meningitis existe una determinada vacuna que hay que aplicarla”.