Al menos 16 palestinos murieron en enfrentamientos con soldados israelíes en la frontera de la Franja de Gaza con Israel, en el marco de las protestas por la mudanza de la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén.

A pesar de las advertencias israelíes para que no lo hicieran, miles de habitantes de la Franja de Gaza se acercaron a la zona fronteriza para protestar por el traslado.

Los muertos fueron confirmados por el Ministerio de Salud en Ciudad de Gaza, que viene elevando dramáticamente el número de víctimas fatales cada pocos minutos. Otros 500 palestinos, entre ellos un periodista, resultaron heridos, 93 de ellos por disparos. Varios de los heridos se encuentran en estado crítico, agregó la organización humanitaria.