Mientras Pachorra madura la decisión sobre su continuidad o no al frente del equipo nacional, Miguel Russo y Ramón Díaz asoman como posibles candidatos para ocupar el banco más preciado. El DT de Central y el ex conductor de River ya hicieron públicos sus deseos.

 

“No hay plan B”, avisó Julio Grondona. Sin embargo, y más allá de la intención del presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (“El deseo de los argentinos, como el de la AFA, es que continúe”, sostuvo), la posibilidad de que Alejandro Sabella abandone el banco del seleccionado argentino abre la puerta para una sucesión que ya tiene un par de candidatos que empezaron a preparar el terreno para un eventual aterrizaje: Miguel Ángel Russo y Ramón Díaz.

“Estoy tranquilo con lo de la Selección. Hay que esperar que las cosas ocurran. Dios dirá si la oportunidad llega o no”, se ilusionó Russo este mediodía, cuando su nombre ya rebotaba en las redacciones y en los programas deportivos. El entrenador de Rosario Central, el favorito de Grondona ante una eventual salida de Sabella, ya vio de cerca la chance de vestir el buzo de la Selección en octubre de 2009. Apenas se oficializó la renuncia de Alfio Basile, era el elegido de la AFA. Incluso hubo contactos entre las partes. “La Selección es única. Es un halago estar entre los candidatos”, había dicho entonces el técnico de la sonrisa imborrable y reluciente. Pero con el correr de los días su candidatura fue perdiendo terreno con la de Diego Maradona, quien terminó quedándose con el cargo.

En el juego de las palabras, Russo no fue el único que puso a rodar sus deseos. “Quiere agarrar algo que lo seduzca y dentro de eso está la Selección. Nos han hablado de otras selecciones y él ha tenido dudas.Si no sigue Sabella, él tiene más que merecido ese lugar”, marcó la cancha Adrián Castellano, representante de Ramón Díaz. El riojano, un hombre acostumbrado a manejar planteles cargados de figuras y egos, es el último entrenador campeón del fútbol argentino, un detalle no menor, teniendo en cuenta los antecedentes de la AFA al momento de elegir.

Desde la designación de Daniel Passarella, que venía de ganar tres títulos locales con el club de Núñez, la casa matriz del fútbol argentino se ha inclinado por técnicos de presente triunfador: Marcelo Bielsa en 1998 (había sido campeón del Clausura de ese año con Vélez), José Pekerman en 2004 (tras su exitoso paso por los seleccionados juveniles, con tres títulos mundiales con el Sub 20), Alfio Basile en 2006 (había sido bicampeón local en el Apertura 2005 y el Clausura 2006 y ganador de la Copa Sudamericana 2005 con Boca), Sergio Batista en 2010 (había obtenido la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008) y Sabella en 2011 (campeón de la Copa Libertadores 2009 y el Apertura 2010 con Estudiantes). La única excepción fue Maradona.

Otro nombre que ya sonaba antes del comienzo de la Copa del Mundo aparece con pocas chances por decisión propia. “Si se da, que se dé más adelante. Estoy convencido de que el entrenador de una selección tiene que ser una persona más grande, con más tranquilidad y equilibrio emocional”, se desmarcó Diego Simeone. A los 44 años y después de una destacada temporada en Atlético de Madrid, en la que obtuvo el título en la liga española y cayó en la final de la Liga de Campeones de Europa, el Cholo continuará en el conjunto madrileño y apuesta a seguir trazando su camino en Europa.

En el caso de Gerardo Martino, quien descansa tras su paso por Barcelona, su tradicional silencio hace difícil imaginar una respuesta ante una eventual propuesta. De todas maneras, los cuestionamientos a algunos manejos de la conducción de la calle Viamonte permite pensar que debería limar algunas diferencias de criterio elementales antes de dar el sí. “Me parece un espanto cómo se organizan los torneos en Argentina, todo es muy improvisado. Con las idas y vueltas que se dan sobre la marcha todo termina siendo dudoso y me hace pensar mal”, disparó en Tata en mayo del año pasado, cuando su Newell’s peleaba por el Torneo Final (que terminó ganando) y la Copa Libertadores (cayó en semifinales ante Atlético Mineiro).

“Aún no lo definí. Me reuniré con Grondona y después del fin de semana daré una respuesta definitiva “, advirtió Sabella el martes, tras recibir la Mención de Honor Presidente Néstor Carlos Kirchnery la medalla 30 Años de Democracia en la Cámara de Diputados. Pese al poco tiempo transcurrido desde la final perdida ante Alemania, la respuesta apremia, ya que para el 3 de septiembre hay un amistoso programado ante el campeón del Mundo, en Dusseldorf, y en octubre una gira por Oriente, con choques ante Brasil y Hong Kong. Habrá que ver si en el banco estará sentado Pachorra.