Personal de la División Tránsito, dependiente del Departamento de Seguridad Vial 5, detuvo a dos hombres que conducían a alta velocidad en motocicleta y en estado de ebriedad.

Ambos viven en la localidad. Se apellidan Domínguez y Camargo, de 21 y 22 años respectivamente.

En calle 25 de mayo, cerca del Río Quines, realizaban “picadas”. El personal policial acudió al lugar, los identificó y les realizó el test de alcoholemia. Domínguez, que conducía una guerrera 200 c.c., tenía 1.63 de alcohol en sangre y Camargo, que lo hacía en una Gilera 110 c.c., 0.95.

Se les realizó las actas de infracción y las motocicletas fueron secuestradas. Debido a que los infractores se tornaron agresivos fueron trasladados a Comisaría Distrito 15°.