Según un artículo publicado por el diario El País de España, Nasser Al-Khelaifi, dueño del club parisino, envió a un emisario a dialogar con Edinson Cavani para hacerle llegar una oferta de un millón de dólares a cambio de dejar a Neymar patear los penales.

Cavani, tercer capitán del equipo donde juega hace cuatro años, contestó que no rechazaría el dinero si el club quería pagarle más, pero que él no va a dejar de patear los penales.

El ofrecimiento del presidente del PSG llega luego de que sus emisarios intentaran en vano convencer a Neymar de actuar de manera respetuosa y dejar el conflicto a un lado.

El artículo del diario español devela una interna en el plantel del PSG desde la llegada de Neymar, cuestión que considera como el verdadero motivo de los problemas que vio el mundo en las canchas.

Los tironeos por la pelota a la hora de patear es el reflejo de una interna en el plantel luego de la amenaza de UEFA de sancionar a PSG por no respetar el fair play financiero, provocó malas decisiones y revuelo en el club parisino.