En el Cilindro de Avellaneda, venció por 3 a 1 con goles de Damián Barbieri (15’PT), Brian Fernández (23’PT), quien diez minutos antes había reemplazado al lesionado Lautaro Martínez, y Marcos Acuña (11’ST); descontó Edison Toloza Colorado (1’ST) para el equipo que tiene como entrenador a Juan José Peláez, sustituto de Zubeldía, quien se marchó al Alavés español.

El equipo de Diego Cocca quedó muy bien perfilado de cara a la revancha que se disputará en Colombia, el jueves 27 de julio. Gracias a esta diferencia, el equipo argentino podrá sacar el boleto a los octavos de final incluso perdiendo por un gol.

Racing culminó en la cuarta posición del torneo doméstico y es uno de los seis equipos argentinos que competirá en la Libertadores del año próximo, tras los empates de Independiente y San Lorenzo. En la instancia anterior de la Copa Sudamericana, los de Avellaneda dejaron en el camino a Águilas Doradas, otro elenco cafetero. La mejor marca de Racing en este certamen internacional fue en la primera edición (2002), cuando cayó en cuartos de final frente al que sería campeón, San Lorenzo.

Por su parte, el Rojo de la Montaña quedó tercero en su zona de la Libertadores (por detrás de River y Emelec). Su mejor performance en Copa Sudamericana fue el año pasado, cuando cayó también en cuartos ante Cerro Porteño de Paraguay.