En principio no trascenderán los nombres de los seis futbolistas que se sometieron a los estudios por estricto pedido de la Conmebol, que exigió total privacidad y hermetismo a las instituciones. En caso contrario, ambos clubes quedarán expuestos a posibles multas económicas, según consta en el reglamento de la casa del fútbol sudamericano.

Los emisarios estuvieron en el River Camp de Ezeiza para los controles a los jugadores «millonarios» y en el complejo «Pedro Pompilio» de La Boca para los estudios a los futbolistas del «Xeneize».

La última vez que River fue sometido a este tipo de control fue en vísperas del choque de ida con Athletico Paranaense, en Curitiba, por la Recopa Sudamericana.

ENTRADAS AGOTADAS

En las últimas horas, los hinchas de River arrasaron con las entradas a disposición para el primer encuentro de la serie, el próximo martes en el estadio «Monumental».

La recaudación fue millonaria, con más de $100.000.000 para las arcas del club de Núñez, tras vender todas las entradas para el partido ante Boca.

En forma oficial, River anunció que ya no quedan ubicaciones en vistas a lo que será la apertura de una serie que promete poner en vilo a todo el fútbol argentino y mundial.

Así, serán más de 70.000 los hinchas que asistirán a Núñez, y sin dudas brindarán su aliento para acompañar a los dirigidos por Marcelo Gallardo. (NA)