El ex presidente Mauricio Macri afirmó hoy que «no» los «van a llevar puestos como en el 2001», en referencia al kirchnerismo, y dijo saber que «no íbamos a poder seguir tomando deuda eternamente».

«Era impresionante lo que sentíamos. Eso nos dejó con esta sensación amarga de no haber podido continuar, pero convencidos de que no nos van a llevar puestos. Esta vez no nos van a llevar puestos como en el 2001», enfatizó Macri.

Durante una reunión con dirigentes de PRO en Villa La Angostura, Neuquén, manifestó: «Sentí que tenía sobre mi cabeza a los 44 millones y sabía que que no íbamos a poder seguir tomando deuda eternamente, que no podía para ningún lado achicar ese gasto, mismo dentro de Cambiemos había problemas»-.