Foto: archivo.

Ayer, el concejal Juan Domingo Cabrera presentó el proyecto de un servicio de transporte al que denominó “auto compartido remis”. La iniciativa generó rechazo de la dirigencia de otros servicios de transporte, la Unión General de Tranviarios Argentinos (UTA) y Transpuntano.

Alberto Ayala, secretario general de UTA, confirmó ayer en conferencia de prensa que el gremio “se levanta en estado de alerta y movilización” entendiendo que el nuevo servicio afectaría “directamente las fuentes laborales”.

El gremialista junto a Carlos Ponce, presidente de Transpuntano, aseguró que el lunes manifestarán sus inquietudes en el Concejo Deliberante, donde también está previsto que asistan los taxistas.