50 mil personas visitaron la localidad del departamento Chacabuco durante las celebraciones religiosas en honor al “Señor de los Milagros”, según lo confirmó el interventor del pueblo, José Villegas. Este martes, bajo el lema “Solemnidad del Divino Señor de Renca”, se realizó la misa central y la procesión del Cristo por las calles del pueblo. Las actividades estuvieron dirigidas por el obispo de San Luis, monseñor Pedro Daniel Martínez, y tuvieron la participación de autoridades provinciales y fieles de distintos puntos del país.

Desde el pasado 24 de abril, muchos creyentes arribaron a la localidad, ubicada a 152 kilómetros de la ciudad de San Luis, para concurrir a las misas, caminatas y procesiones que conformaron la Novena “Divino Señor de Renca”.

Todo estuvo enmarcado dentro del Jubileo de la Misericordia, mediante el cual la grey católica celebra, desde el 8 de diciembre de 2015 hasta el 20 de noviembre de 2016, el quincuagésimo aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II, uno de los hechos contemporáneos más destacados del colectivo católico.

Por otro lado, la localidad también se llenó de comerciantes y vendedores, quienes establecidos en 140 puestos de hierro y lona, ubicados en todo el pueblo, ofrecieron a los visitantes sus productos y creaciones como comidas, ropas, recuerdos, entre otras.

A las 10:30 de este martes, miles de fieles de distintas regiones del país y autoridades provinciales, entre las que se encontraba el vicegobernador de la Provincia, Carlos Ponce, se acercaron a las puertas de la histórica parroquia, situada al frente de la Plaza Granaderos Puntanos, para participar de la misa central de la “Solemnidad del Divino Señor de Renca”, que fue presidida por el obispo de San Luis, monseñor Pedro Daniel Martínez.

Los creyentes, agrupados en familias y con expectativas en sus ojos, escucharon atentamente el mensaje que instruía a reflexionar sobre la vida diaria y las obras del “Señor de los Milagros”. “El Cristo de Renca le da sentido a la vida y nos ve a todos nosotros; el que viene a esta celebración no vuelve a su hogar siendo el mismo, hay un cambio”, fueron algunas de las frases que mencionó el obispo puntano, quien se dirigió, desde un escenario montado en el frente del templo, a una multitud que llenaba toda la esquina y gran parte de las calles aledañas.

Una vez finalizado el culto, se dio inicio a la procesión tradicional de la figura del Cristo por las calles de la localidad. 14 creyentes tuvieron el privilegio de portar la santísima imagen, que fue seguida por todos los presentes en un recorrido por alrededor de la plaza, para así volver hacia el santuario, que en 2014 cumplió 250 años de existencia.

La misa central se realizó en la entrada de la parroquia, situada al frente de la Plaza Granaderos Puntanos.La misa central se realizó en la entrada de la parroquia, situada al frente de la Plaza Granaderos Puntanos.

Durante varios minutos, los miles de fieles que caminaban bajo el cielo soleado con sonrisas en sus rostros siguieron al “Señor de los Milagros”, agradeciéndole por las promesas cumplidas y solicitándole por nuevas peticiones, como trabajo y salud.

Amalia Funes, una oriunda de Tilisarao, quien asistió al evento en compañía de su esposo, dijo: “La fiesta del Cristo me parece muy linda y muy hermosa, como todos los años. Nosotros siempre venimos y le agradecemos por todo lo que nos cumplen”.

Asimismo, Javier López, quien concurrió con su familia a caballo desde Villa de Praga, expresó: “Hace varios años que venimos, por la creencia, la tradición y por el Cristo que siempre nos cumple”.

Por último, un grupo de músicos de la localidad y zonas aledañas, entre los que se encontraban Walter Sapino y Rubén Gallardo, realizaron un “fogón criollo” en homenaje al Señor de Renca, interpretando canciones del género, lo que produjo la aclamación de todos los fieles. En ese momento también se disfrutó de una “cabalgata de la fe”, desarrolladas por algunas agrupaciones gauchas de la provincia.

El interventor del pueblo, José Villegas, expresó que “estamos muy contentos y muy conformes, porque a pesar de una afluencia de gente que rondaron los 50 mil, pudimos llevar a cabo una organización que este año fue muy buena y muy ordenada, tanto por parte de nosotros, como de los vecinos, los visitantes y los comerciantes”.

Los casi 500 habitantes de la localidad, junto con todos los visitantes, vivieron una fiesta de fe y devoción, y a partir de mañana estarán preparándose para el 24 de abril de 2017, fecha en que comenzarán nuevamente las ceremonias del “Señor de los Milagros”.

La santísima imagen fue seguida por todos los presentes en un recorrido por alrededor de la plaza.La santísima imagen fue seguida por todos los presentes en un recorrido por alrededor de la plaza.

Breve reseña histórica del Señor de Renca

Según relatos, la historia comienza con la llegada de los jesuitas provenientes del Valle de Limache (Chile), en 1732. Surge entonces la tradición del “Señor del Espino”, réplica de la antigua imagen que fuera descubierta accidentalmente en Chile por un aborigen en el tronco de un árbol (espino). En su honor, esta orden construye la capilla de Nuestro Señor de Renca, considerada una de las más antiguas de San Luis.

Años más tarde, la localidad de Renca toma su nombre en referencia al lugar de origen del santo (paraje de Renca, Chile).

Anualmente concentra la atención de los fieles de la región cuyana y aún de Chile, al celebrar el 3 de mayo la fiesta del santo.