Foto: web

El sábado llegó a Ezeiza un vuelo de Aerolíneas Argentinas con ciudadanos que habían quedado varados en Estados Unidos luego de que se declarara en todo el mundo la pandemia. En ese vuelo especial también se repatrió el cuerpo de un hombre de 91 años, que según los papeles que presentaron los familiares, había fallecido por causas naturales, pero luego se supo que había sido una víctima de coronavirus.

El cuerpo fue trasladado por sus familiares quienes ocultaron la verdadera causa de muerte del hombre que fue identificado como Elías Masri, porque sabían que si decían lo que había pasado no iban a poder regresarlo al país.

Según informaron desde Aerolínea Argentina, la compañía tiene un protocolo que prohíbe el traslado de cuerpos sospechosos de haber tenido una enfermedad infectocontagiosa de cualquier tipo, y explican que los familiares no informaron las verdaderas razones de la muerte de Masri.