River se dio este martes el gusto de eliminar otra vez a Boca de la Copa Libertadores y jugará la final por segundo año consecutivo, pese a caer derrotado como visitante por 1 a 0, en la revancha de una de las semifinales, disputada en La Bombonera.

El delantero venezolano Jan hurtado, a los 35 minutos del segundo tiempo, anotó el gol del «Xeneize», cuyo triunfo no le alcanzó porque en el encuentro de ida se impuso el «Millonario» por 2 a 0 en Núñez.

River jugará su séptima final, la segunda seguida, de la Copa Libertadores de América frente al ganador de la llave brasileña que este miércoles definirán en Río de Janeiro Flamengo y Gremio de Porto Alegre, cuyo partido de ida terminó 1-1.

Esta será la primera vez que la final del certamen se jugará a un solo partido, el sábado 23 de noviembre en Santiago de Chile.

En cuanto al partido, Boca empujó y estuvo cerca de forzar la hazaña, pero el elenco «millonario» aguantó los últimos minutos, tras el gol de Hurtado, y terminó festejando la clasificación.