River Plate venció a Lanús por 1 a 0 en el partido de ida de una de las semifinales de la Copa Libertadores y de esta manera irá en posición ventajosa a la revancha del próximo martes en el Sur del Gran Buenos Aires, buscando la final del certamen continental.

El máximo anotador de los riverplatenses en esta Libertadores con siete tantos, Ignacio Scocco, cuando quedaban menos de 10 minutos para la finalización del partido, fue el autor de la victoria de los dirigidos por Marcelo Gallardo. La primera etapa del encuentro estuvo enmarcada por la paridad y en ese aspecto extrañó el local la conducción de un Ignacio Fernández de cuerpo presente pero inactivo de alma, porque Lanús se plantó bien en su campo y apostó al error de River.

En el primer tiempo no hubo por lo tanto demasiadas situaciones de gol, salvo un remate de Scocco bien obturado por Andrada a los 13 minutos, que repitió a los 44 tras una media vuelta del goleador del partido.

La más clara del visitante ocurrió a los 16 minutos, cuando tomó mal parada a la defensa de River y Montiel le sacó ‘in extremis’ el gol a Lautaro Acosta.

En el segundo tiempo sí ya River pudo hacer pie en el partido, aprovechando que Lanús había sentido el desgaste de la primera etapa, y a falta de ‘Nacho’ y ‘Pity’, en el local apareció Enzo Pérez para agilizar el circuito futbolístico de su equipo.

Durante los primeros 20 minutos de esa etapa final lo tuvo acorralado Rivar a Lanús, pero la más clara fue por un remate de media distancia de Javier Pinola que dio en el poste derecho del arco ‘granate’ tras rozar el balón Andrada con la punta de los dedos.

Y cuando parecía que el partido se encaminaba al 0-0 inexorable, apareció Martínez con un remate frontal que Andrada rebotó extrañamente al revés y aprovechó Scocco para anotar de atropellada.

Fue un premio para el goleador de River en esta Copa Libertadores luego de los cinco tantos a Jorge Wilstermann en la jornada anterior y el previo a Guaraní, de tiro libre, el día de su debut con la camiseta de la banda roja.