River no tuvo un buen paso por Córdoba. Con muchos suplentes, pero también con un nivel de juego muy flojo, el equipo de Marcelo Gallardo cayó por 3-1 ante un Talleres que mereció haber sacado una diferencia mayor. Así, el Millonario cortó una racha de 29 partidos seguidos sin derrotas (25 oficiales y 4 amistosos).

No tiene descanso River, a pesar del parate por la doble fecha FIFA. Marcelo Gallardo aprovechó para darle rodaje a jugadores que no son habituales titulares y para probar un esquema con cinco defensores, tres volantes y dos delanteros.

Con Germán Lux en el arco, el Muñeco diagramó una línea de cinco hombres delante suyo que no funcionó y que sufrió permanentemente los ataques de los dirigidos por Juan Pablo Vojvoda, que también presentó una formación plagada de suplentes y juveniles.